miércoles, 31 de agosto de 2011

20. En este momento.

Ocurren demasiadas cosas, a parte de que estar leyendo esto. Al pensar esto, caigo en todo lo malo que puede estar ocurriendo, pero sin olvidarme de las cosas buenas claro está.
Pero es evidente que el mundo va mal, a los que lo veáis así os felicito, a los que no solo os hace falta abrir los ojos a lo que está pasando a vuestro alrededor. Por suerte hay poca gente que no lo ve, por que aunque sea en menor o mayor grado la gente está asqueada con la sociedad.
Para empezar, el dinero ¿que sería del mundo sin dinero? en teoría sería mejor, pero si no existiese nos quejaríamos por quien fuese el  que más bienes tuviese, y las trampas siempre estarían presentes.Pero el caso es que no quería tirar por ahí, así que sigo. El dinero ahora mismo, es lo que más valor tiene en esta sociedad, incluso vale muchísimo más que las personas incluso...
La crítica social, en este contexto me voy a referir principalmente a la negativa, criticamos si pensar muchas veces, si realmente es lo que dices o si te estás equivocando de palabras, por que en ese caso, los incultos deberían de ser claramente los que critican. También están los que se aburren, que si se aburren tanto como para decir los fallos de los demás, más vale que se viesen sus fallos y se propusiesen en corregirlos, así harían algo de provecho.
La mentira, siempre estará presente, pero al final terminan siendo destapadas.
La maldad, solo se encuentra en los personas más débiles y menos concientes, por que las que en realidad son lo contrario, son las que aceptan no tenerla, con el tiempo y con suerte lo acabareis entendiendo los que no hayais llegado a pensar a cerca de esto.
La evasión de los problemas, algo cobarde pero que en pocas ocasiones no te queda otra opción, pero cuando se trata de ver la actualidad tal y como no es, es de lo más cobarde y soñador.
La avaricia, una de las facetas más negativas, me dan pena las personas que sufren de ella.

Y llegando a este punto dejo de escribir, que me habré saltado alguno, pero ya seguiré escribiendo cuando me venga la inspiración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario