viernes, 3 de junio de 2011

14. 03/06/11

Cuando te despiertes asustada, no te preguntes donde te refugiabas, ni donde metiste tus penas, que ahora se caen con tus lágrimas, sin saber a donde se dirigen, sin saber donde se encontraban, quisiste saber quien eras, incluso tú lo dudabas,pero te diste cuenta que ya nada importaba, todo lo que supiste no significó nada, y en lo mas ondo de tu alma, una fuerza te impulsó a dar patadas, y comprendiste que era mierda todo aquello que te empapaba.
Eso te dio fuerzas para creer en lo que no admirabas, eso que veias reflejado en el cristal, que en mentira eran escamas, que con el tiempo se te incrustaron, clavandosete como espadas, decidiste quitartelas, aunque el dolor no se pasara, eran demasiadas, día a día se las fué arrancando, y poco a poco vió un angel demacrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario